soria, valonsadero.com

BUSCAR EN LA WEB

  -   SORIA, 18 de Enero 2017 - 23:15 h  Santoral:  Atenógenes (recarga la página para ver otro)
Documento sin título
 

   Biografías de personajes

 
 
   
  > Alfonso VIII
   
  > María Coronel y Arana
   
  > Tirso de Molina
   
  > Gustavo Adolfo Bequer
   
  > Gerardo Diego
   
  > Antonio Machado
   
 
  Publicidad
 
  FOTOS PÚBLICAS DE PUEBLOS  
covaled   fuentec
Covaleda Fuentecambron
santam   burgo-osma-entrada-pq
Santa Maria de las Hoyas Burgo de Osma
Ver más fotos de pueblos
  FOTOS PÚBLICAS DE MONUMENTOS  
ElEspino   picota-plaza-mayor
Nuestra Señora del Espino Plaza Mayor
SoriaNocheRio   Catedral-Burgo
San Juan de Duero Catedral Burgo de Osma
Ver más
Ciudad - Historia
      Historia      
 
 

Antonio Machado (1875-1936)

Antonio Cipriano José María Machado Ruiz, conocido universalmente como Antonio Machado, nació a las 4,30 horas del 26 de julio de 1875 en Sevilla, en una vivienda que sus padres ocupaban en el Palacio de las Dueñas, propiedad de los duques de Alba. Fue el segundo de cinco hermanos de una familia liberal progresista: su padre, Antonio Machado Álvarez era un conocido folclorista de la época y su madre, Ana Ruiz Hernández, una sencilla mujer hija de un confitero de Triana. La familia paterna de Machado pertenecía desde hacía algunas generaciones a la burguesía liberal andaluza. Su abuelo, Antonio Machado Núñez era médico y profesor de Ciencias Naturales y hombre de profundas convicciones liberales, motivo que le indujo a unirse a la Junta Revolucionaria de Sevilla; el padre, Antonio Machado Álvarez, amigo de Joaquín Costa y de Francisco Giner de los Ríos, colaboró con la prensa republicana, dirigió la Biblioteca de Tradiciones Populares y publicó numerosos estudios sobre folclore andaluz y gallego.


La infancia sevillana de Antonio Machado duró, sin embargo, sólo ocho años, pues en 1883, tras ser el abuelo nombrado profesor de la Universidad Central de Madrid, toda la familia se traslada con él a la capital de España. Allí, Antonio completará su formación intelectual, liberal y progresista, al entrar como alumno en el celebérrimo Instituto Libre de Enseñanza, aquel centro fundado por Giner de los Ríos y dotado de un profesorado excepcional, que renovó profundamente el sistema educativo en España.
Antonio no fue un poeta precoz, ni siquiera un buen estudiante e interrumpió varias veces sus etapas escolares, afectadas por los vaivenes económicos de su familia –su padre muere en 1893 de tuberculosis– pero el influjo del mundo familiar y del citado centro de estudios señalará para siempre el camino intelectual que seguirá el poeta, penetrado de racionalismo idealista, de progresismo político y de una evidente ética civil. Sin olvidar, claro está, las herencias de la literatura popular y del folclore tradicional, presentes luego en su poesía del principio a fin.
Con todo, no es hasta el año 1900, con veinticinco años de edad, cuando logra acabar el bachillerato. Por entonces, Antonio era un joven ocioso que frecuentaba tertulias literarias en cafés y ambientes teatrales y escénicos, donde comienza a relacionarse con algunas figuras destacadas de la juventud intelectual y artística de su tiempo y a sentir la influencia de Unamuno, Juan Ramón Jiménez y Rubén Darío.

En 1899, tras el desastre del 98, Antonio viaja a París, donde vive su hermano Manuel, y ambos trabajan en la editorial Garnier. Allí conoce a Oscar Wilde, a Pío Baroja y al guatemalteco Gómez Carrillo. Vuelve a España y trabaja de actor –casi meritorio– en la compañía Díaz de Mendoza, mientras alcanza el título de bachiller. Sus primeros poemas, que datan de 1898, comienzan a publicarse en algunas revistas de la época poco tiempo después.

En 1902 vuelve a Paris, donde Gómez Carrillo le ofrece un empleo en el consulado, pero le hace dimitir casi inmediatamente antes las evidentes incapacidades del joven poeta para la labor diplomática. Es entonces cuando conoce a Rubén Darío, quien con el tiempo le dedicaría la célebre "Oración".
De vuelta a Madrid, entabla amistad con Juan Ramón Jiménez y a finales de ese mismo año publica su primer gran libro poético, "Soledades", de raigambre modernista, pero siempre humanizada.


A partir de entonces proliferan sus colaboraciones en periódicos y revistas hasta que en 1907 gana las oposiciones al puesto de profesor de francés, eligiendo la vacante del instituto de Soria, donde conoce a la jovencísima Leonor Izquierdo Cuevas, hija de la dueña de la pensión donde se alojaba el poeta. Dos años más tarde se casan, ella con dieciséis años y él con treinta y cinco.
Mientras tanto se publica una nueva edición de "Soledades, galerías y otros poemas", y en 1911 obtiene una beca para ampliar estudios en Paris, adonde el matrimonio se traslada en enero; Machado sigue cursos de Bédier y asiste a conferencias del filósofo de moda: Bergson, que le inspirará fuertemente en su concepción de la poesía como "palabra en el tiempo". Pero en el mes de julio, Leonor cae enferma de tuberculosis y han de regresar precipitadamente a España por prescripción médica.
La joven, fallecería en Soria el primer día de agosto del año siguiente. La desaparición de Leonor sume al poeta en una profunda depresión y entonces solicita el traslado a Baeza (Jaén) donde residirá durante un lustro con su madre dedicado a la enseñanza, al estudio y a la meditación.


En 1917 conoce a un joven poeta granadino, Federico García Lorca, durante un viaje colectivo de éste a Baeza y en 1919 es trasladado a Segovia donde residirá hasta 1931, en que recién instaurada la Primera República, se le concede un puesto de profesor en el instituto Calderón de la Barca en la capital de España. Machado no tuvo nunca una clara vocación pedagógica, para él la enseñanza no era más que un medio para ganarse la vida y era un profesor bastante blando y poco respetado por sus alumnos ya que no suspendía casi nunca a nadie.

A estas alturas, Machado es ya considerado un maestro de la poesía por las nuevas generaciones, sobre todo por los máximos miembros de un grupo que luego sería afamado y conocido como grupo poético del 27 –Lorca, Salinas, Guillén, Alberti– y se ha hecho famoso por su labor en prosa, que regularmente publica en periódicos y revistas y que luego recogerá en sus libros sobre los 'apócrifos' "Abel Martín" y "Juan de Mairena".
En 1924 edita otro libro de poemas, "Nuevas canciones", y entre 1926 y 1932 estrena seis obras de teatro escritas en colaboración con su hermano Manuel, que ya para entonces era una de las máximas figuras del modernismo español. Su teatro, con raíces modernistas, folclóricas y románticas fue bastante menos apreciado que su obra poética, adquiriendo un cierto renombre posterior "La Lola se va a los puertos".
En 1927 es elegido miembro de la Real Academia de la Lengua, cuyo discurso de ingreso, nunca llegó a pronunciar. Ese mismo año estrena "Juan de Mairena". Desde 1928 hasta el estallido de la guerra civil, Machado mantiene una secreta relación amorosa con una mujer casada, también poeta, que él llama en sus versos Guiomar y cuyo verdadero nombre –Pilar Valderrama– no sería conocido hasta muchos años después.


La guerra separaría para siempre a los dos enamorados, que ya no se volverían a ver nunca más: Machado marchó con su familia a Valencia y Pilar de Valderrama con la suya a Lisboa. El poeta se adhiere en a la Alianza de Escritores Antifascistas y participa en el II Congreso Internacional en Valencia. En 1937 publica su último libro, "La guerra", con ilustraciones de su hermano José. El 22 de enero de 1939 Machado emprende con algunos miembros de su familia el último éxodo: de Barcelona a Gerona, y de ahí a Francia por Cerbère, refugiándose ya muy enfermo con su madre en el hotel Bougnol-Quintana del pueblecito de Coulliure, donde muere el 22 de febrero; tres días después fallecía su madre, siendo ambos enterrados en un panteón en el cementerio de Coulliure, donde reposan desde entonces.

Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

Sus obras completas aparecieron por primera vez en Méjico en 1940, con prólogo de José Bergamín, mientras en España circulaba una edición de su "Poesía completa", pero que no lo era del todo.
Su fama no dejó decrecer, tanto dentro del país, pese al silencio del Régimen, como fuera. La primera edición de su obra al completo aparece en 1964 en Buenos Aires, recopilada por Aurora de Albornoz y Guillermo de la Torre.
Hoy se cuentan a cientos las ediciones de sus poemas y los libros dedicados al estudio de su obra.
El 26 de Julio de 2000 y coincidiendo con el 125 aniversario del poeta sevillano, Joan Manuel Serrat fue galardonado en Sevilla con el I Premio Internacional Antonio Machado por su contribución a la divulgación y conocimiento ético y estético del poeta gracias a su inmortal álbum "Dedicado a Antonio Machado".